Los propósitos también son asunto de niños

Los adultos solemos creer que hacer propósitos de Año Nuevo es tema de grandes porque nos comprometemos a cumplir cosas como dejar de fumar, hacer más ejercicio, cambiar la dieta, lo cierto es que hay un montón de propósitos que podemos compartir con los más pequeños y así, añadir a las próximas uvas de Fin de Año una nueva tradición que recordaran y mantendrán conforme se vayan haciendo mayores. Si bien el año ya empezó, no está de más sentarse con ellos para ayudarles a escribir algunos propósitos que quieran cumplir en este año que inicia.

Es obvio que los propósitos para niños van a variar mucho dependiendo de su edad, por lo que pueden ir desde algo tan sencillo como tender su cama diario hasta ciertos valores que quieras ayudarles a reforzar como pedir las cosas por favor o ceder el asiento a personas mayores o fomentar el respeto a sus abuelos. Los propósitos de Año Nuevo pueden ser la oportunidad perfecta para integrar más a la familia, ya que pueden compartirlos entre todos. Pueden escribirlos todos en una pizarra que este visible siempre o leerlos sentados en la mesa y guardarlos en una caja para que, a final de año, los revisen y vean cuantos han cumplido.

En este post te daremos algunas ideas de propósitos que puedes llevar a cabo con los más pequeños para enseñarlos a comprometerse con ellos en su día a día.

1. Mantener limpia su habitación.

Esta obligación que solemos atribuirles siempre podemos convertirla en un propósito que salga de ellos para que así, sientan el compromiso con ellos mismos de mantener su habitación ordenada y limpia. Puedes decirles que este propósito es beneficioso para ellos porque tendrán un espacio más práctico para jugar y sobretodo, así podrán encontrar más fácil sus juguetes, por ejemplo.

1

2. Lavarnos los dientes y las manos.

Este hábito de limpieza suele ser una tortura para muchos padres ya que cuesta trabajo hacer que los pequeños realmente se laven sus dientes después de cada comido, al menos dos veces al día y lo mismo sucede con las manos. No sabemos porque les resulta tan de flojera lavar sus manos antes y después de comer, por lo que hacer de esto un propósito compartido con toda familia puede hacer que sea más sencillo que lo lleven a cabo.

4

3. Encontrar una actividad que sea divertida para todos.

En el ajetreo del día a día, olvidamos por completo la importancia que tiene dedicarle unas horas a nuestros seres queridos. Por lo que poner como propósito realizar con tus pequeños algún deporte juntos, o actividades tan sencillas como salir a correr, saltar la cuerda, jugar un juego de mesa, aunque sea una hora diaria, puede hacer que tus hijos empiecen a tener cierta disciplina y sobretodo, se comprometan a dedicarle tiempo a su familia. Así les ayudaras a recordar lo importante de esta vida.

3

4. Aprender a hacer algo nuevo.

Un buen propósito para los pequeños es que se comprometan a aprender algo nuevo cada año, ya sea tocar un instrumento, dibujar mejor, aprender una canción en otro idioma, practicar un deporte nuevo. Esto puede parecer algo muy obvio debido a que quizás están creciendo y esto va de la mano, pero el que nazca de ellos querer comprometerse a descubrir cosas nuevas sobre ellos mismos alimenta ese deseo de reinventarnos que a la larga, vamos olvidando.

2

5. Aportar con un poquito de su paga.

No pienses que esto es un propósito injusto, al contrario, enseñarles a tus peques hábitos financieros desde temprana edad será algo que te van a agradecer cuando sean mayores. Pueden ponerse como propósito ahorrar un poco de su paga para que al final del año puedan utilizarla para quizás aportar para las vacaciones familiares e incluso para su escuela. Este propósito, por más que una parte de ti como madre o padre protector te incomode, veras que a la larga les enseñara la importancia de ser conscientes de sus gastos y valorar lo que inviertes en ellos.

5

Es importante que no nos dejemos llevar por el ajetreo del día a día y podamos detenernos un poco, tomar un respiro y valorar lo importante de la vida, nuestra familia. Por lo que hacer de algo tan común como las uvas de Año Nuevo una actividad familiar genera que abras espacios nuevos con tu familia, espacios que permitan tener en común actividades. De igual forma el fomentarles a tus hijos desde pequeños que se comprometan a cosas que sean beneficiosas para su salud, su autoestima, su calidad de vida, les ira mostrando la importancia que tiene el comprometerse con uno mismo.

En este Año Nuevo ¡no olvides descargar nuestra App!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s