Crear juntos “la hora de la tarea”

La hora de la tarea puede convertirse en una batalla declarada entre papás e hijos, con desenlaces que pueden ser muy fáciles de evitar cambiando quizás varias dinámicas. Como padres tiendes a sentir que es tu responsabilidad que a tus peques les vaya bien en la escuela, te sientes ansioso, nervioso y preocupado por su futuro y se ve más que reflejado, a la hora de hacer las tareas. Este suele ser un momento donde la frustración predomina más que la paciencia o el diálogo.

Será complicado que te dejes de preocupar por ese futuro, pero sí puedes cambiarlo a una preocupación más sana que te reste cierta responsabilidad sobre algo que no esta tus manos. Desde peques, puedes enseñarles a tus hijos, que son ellas y ellos quienes van construyendo su camino conforme las decisiones que decidan tomar. Entre ellas, algo que pueden ver como muy aburrido, hacer o no hacer las tareas. En este post te daremos algunos tips que consideramos útiles para convertir el campo de batalla de la hora de tarea a un campo de paciencia, convivencia, diálogo y entendimiento.

Recuerda cuando tenías su edad

Quizás este consejo te parezca muy tonto, pero en realidad te hará todo más sencillo. Recordar cuando eras peque y quizás tampoco te gustaba hacer la tarea o todo lo contrario, te encantaba, te permitirá volver a sentir y así podrás entenderlos. Muchas veces como papás se nos va olvidando que también fuimos niños, entre más lo recordemos, es más sencillo escuchar, entender y platicar con nuestros peques para saber qué esta pasando realmente.

Crear juntos “la hora de la tarea”

Como equipo que son, dialoguen sobre cómo les gustaría llevar a cabo la hora de la tarea. Al final sabemos que cómo papás tenemos la última decisión, pero es bueno de vez en cuando, cambiar las dinámicas para mostrarles que los escuchamos y que todo se puede acordar si se habla. Entonces pueden poner una hora en la que cada noche se haga o se revisen las tareas. Puedes mostrarles las ventajas que tiene que adelanten tarea antes de que tú llegues, más tiempo libre por ejemplo. Acuerden quizás que antes o después de la tarea, van a hacer algunos ejercicios de relajación o jugar un momento. Sobretodo procuren siempre preguntarse ¿qué les haría más cómoda esta hora de tareas? Tampoco te olvides de ti como papá que quizás viene de trabajar.

Deja que tu pequeño tome sus propias decisiones

Puedes verlo tan peque e inofensivo, pero poco a poco deja que él y ella tomen sus propias decisiones. Muchas veces como padres nos quejamos de que no son responsables, pero tampoco les dejamos serlo. Ten en cuenta también, que nuestros peques son muy listos y que si ven que tú te terminas haciendo cargo, por ejemplo de su tarea,  la hora de ésta sí que se convertirá en un campo de batalla porque sólo estarán jugando a quién tiene más el poder y frente a sus caritas, a veces lo perdemos fácil. Por eso te recomendamos que los dejes tomar sus propias decisiones pero siempre dejándoles claro que se tienen que hacer cargo de las consecuencias de estas.

Hacer o no hacer la tarea traerá consecuencias

Hay consecuencias que se dan de manera natural con ciertas decisiones, sobretodo las referentes a hacer la tarea y el esfuerzo que le pongan a ésta. No se las muestres como amenaza, sé más listo y deja que ellos mismos las vayan sintiendo y viendo. Quizás se te apriete el corazón al pensarlas y no es que tú tomaras distancia, sino que como padres pueden tener un papel más sano dejándolos ser responsables de sus decisiones y de las consecuencias de estas al mismo tiempo que les muestran que seguimos ahí.  Pueden preguntarles cosas como:

¿Estas satisfecho con cómo van las cosas?
¿Qué quieres hacer con tus calificaciones?
¿Cómo puedo ayudarte?

Claro que si ves que su desinterés aumenta, será necesario pensar en otras medidas para que no sea demasiado tarde. Puedes intervenir con las palabras adecuadas:

“Ahora es mi trabajo ayudarte a que lo hagas mejor. Te voy a ayudar a crear algún plan en el que puedas ayudarte y yo estaré a tu lado para asegurarme que lo sigas”

Cree en tus peques

Este es el consejo más importante, creen en ellos para que ellos crean en sí mismos porque así encontrarán sus propias motivaciones basadas en lo que quieren para sus vidas, así los veas tan pequeños e indefensos, son fuertes porque como padres los vas a enseñar a hacerlo desde el simple cambio de mostrarles que son responsables de sus decisiones y de las consecuencias de ellas, en algo tan simple pero que muestra mucho, como la hora de la tarea. 

¡Sigue creando vínculos especiales con los que más quieres y con Booksnap!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s